Como trabajar desde casa

Cuando hablamos de trabajar desde casa lo primero que pensamos es: libertad de horarios, ahorrar en desplazamiento, comodidad, etc..

¿Es realmente tan bueno como se pinta?
¿Nos concentramos más?
¿Nos cunde más el tiempo?
¿Nos distraemos menos?.

Si tienes tus dudas o la respuestas a algunas de estas preguntas es NO, seguramente te interesa los consejos que vienen a continuación para que aproveches mejor tu tiempo:

  • Define los espacios de trabajo:

No trabajes desde la cama o el sofá, normalmente no definimos cual va a ser el lugar donde vamos a determinadas funciones, si trabajas en el mismo lugar que utilizas para descansar, tu casa se convertirá en una oficina y no tendrás un lugar para desconectar. Definir el espacio de trabajo y la zona de descanso es fundamental, recuerda también que debes estar cómodo pero no demasiado como para estar excesivamente “relajado” y apalancarte.

  • Sal de casa y relacionate con gente ajena al trabajo

Estar hasta las 5 de la tarde y seguir en pijama es carne de cañón para provocarte esa sensación de no haber empezado a trabajar.

Cuando trabajas desde casa pasas muchas horas sin escuchar hablar a otras personas y te saltas el “ritual” de prepararte para salir a trabajar, esto puede generar un ambiente solitario el cual nos puede afectar a la hora de seguir con el trabajo, así que busca una actividad que te obligue a salir de casa (hacer deporte por ejemplo) o aprovecha las comidas, cenas para quedar con otras personas y cambiar de aires.

  • Desactiva notificaciones

Correos electrónicos, whatsapp, redes sociales,etc…  Al principio es difícil acostumbrarse pero cuando coges el hábito de concentrarte en algo sin distracciones, haces que tus horas sean mas provechosas.

  • Evita posponer tareas

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” no creo que haya otra frase que pueda resumir mejor este consejo, principalmente porque cuando trabajamos en casa tendemos a acomodarnos demasiado y “dejar para después” muchas cosas pendientes sin motivos de peso, simplemente por pura pereza.

Es mejor solucionar las cosas cuando las tienes frescas en la cabeza.

  • 24/7

Trabajar 24 horas, 7 días a la semana. Solo de pensarlo ya es agotador ¿Verdad?,  por eso lo mejor es que fijes unos horarios de trabajo (como cuando tienes que ir a una oficina), si no fijas horarios, no descansas, si no descansas, te saturas y si te saturas; ni trabajas bien, ni tienes un equilibrio entre vida personal y profesional.

Así que ponte limites y respeta los fines de semana.

  • Planifica y Premiate

Es mas fácil mantenerse fresco trabajando cuando se tienen pequeños objetivos escalables que se pueden repartir entre varias horas, que cuando trabajas hasta la extenuación, por eso, el mejor favor que puedes hacerte es el de planificar:

¿Que vas a hacer durante la jornada de esta mañana?

¿Y mañana por la mañana?

¿En cuantos días puedes dividir un proyecto?

¿A que parte te puedes dedicar cada día?

Después de cumplir los objetivos de cada día premiate con descansos, hacer lo que te guste, ver series, etc.. eso ya es cosa tuya pero siempre con la condición de que el tiempo de descanso es sagrado, es decir nada de “remordimiento” ni pensar “que tengo que hacer” mientras ves esa serie con la que desconectas o quedas con otra gente para cambiar de aires.

Para concluir con estos consejos, te animamos a que pruebes de forma realista, cual te funciona mejor y a que incorpores los que no probaste.

 

 

Esperamos tu comentario al respecto

Leave a Reply